Relatos sorprendentes

El rincón de los contadores de historias…

UN REGALO PARA MI ESPÍRITU. 30 octubre 2017

Filed under: Últimos post — ac18 @ 7:26

UN REGALO PARA MI ESPÍRITU. IÑAKI URLEZAGA, DIRECTOR DEL BALLET ARGENTINO(cuerpo de Ballet Nacional Del cual es primer bailarin coreögrafo y director artistico), MUESTRA EN SUS MANOS MI LIBRO DE CUENTOS, 1º PREMIO INTERNACIONAL EN 2013 “EL ECLIPSE Y LOS VIENTOS” GRACIAS A Boris Zambrano, BAILARÍN DE SU COMPAÑÍA Y EXITOSO SANMARTINENSE .-

La imagen puede contener: una persona, de pie e interior
Ana María Manceda
Ana María Manceda Iñaki Urlezaga
Iñaki Urlezaga
Información personal
Nacimiento 10 de diciembre de 1975 Ver y modificar los datos en Wikidata (41 años)
La Plata, Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Artista, coreógrafo, director artístico y principal dancer Ver y modificar los datos en Wikidata
Web
Sitio web
www.inakiurlezaga.net Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]
Iñaki Urlezaga (La Plata, 10 de diciembre de 1975)1​ es un bailarín clásico y coreógrafo argentino.
Carrera[editar código · editar]
Se formó en su ciudad natal de La Plata. Estudió en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón de Buenos Aires, donde recibió una beca para perfeccionarse en el American Ballet, donde permanece un año completo.
Integró el ballet del Teatro Argentino de La Plata bajo la dirección de Esmeralda Agoglia y en 1993 ingresó al Ballet Estable del Colón donde fue primera figura.
En 1995 se incorporó al Royal Ballet de Londres por invitación de Sir Dowel, en donde bailó hasta el 2005 en todas sus temporadas del Covent Garden. En 1999 recibió el Premio Konex en reconocimiento como uno de los mejores bailarines de la década en la Argentina.
En el año 2005 se une como Principal Guest Dancer en el Het de Holanda, invitado por Mr. Brandsen. debuta de forma oficial en 2006 con el Lago de los Cisnes en el Het Muziektheater Opera House. En el año 2006, es la figura elegida para cerrar la temporada de danza en el Teatro Colón de Buenos Aires hasta su reapertura en el bicentenario
Formó su propia compañía, Ballet Concierto, y se desempeña como coreógrafo. Ha realizado varias coreografías, como Sylvia con música de Delibes, Floralis con música de Prokofiev; Danzaria con música de Vivaldi; Constanza con música de Chopin, Cascanueces ; La Traviata con música de Verdi.; ^Dios se lo pague y el lago de los cisnes
Urlezaga bailó en diferentes festivales y galas, recorriendo con su arte los más importantes escenarios mundiales. A lo largo de su carrera ha realizado giras por Europa, América Central, del Sur, etc.
En el año 2009 estrenó La Traviata en la provincia de Salta e inmediatamente en Buenos Aires. En el año 2010 fue invitado como embajador cultural argentino a la Expo Shanghai; por el Ministerio de Cultura de Argentina. En el año 2010 estrena Cascanueces con coreografía propia.
En el año 2013 comienza el proyecto “Con más danza, más desarrollo social”; una propuesta del Ministerio de Desarrollo Social para formar el cuerpo de Ballet Nacional Del cual es primer bailarin coreögrafo y director artistico
Referencias[editar código · editar]
Volver arriba

La imagen puede contener: una persona, de pie

Administrar

Ana María Manceda
Ana María Manceda Boris Zambrano: un destacado integrante de Danza por la inclusión
Boris Zambrano tiene 21 años y es oriundo de San Martín de los Andes, en provincia de Neuquén. Su gran talento le permitió formar parte de Danza por la inclusión.
 

**“ EN EL PUEBLO DE LOS GINKGO BILOBA”. ANA MARÍA MANCEDA. SELECCIONADO PARA ANTOLOGÍA.EDIT.NUEVO SER.2003. 8 octubre 2016

**“ EN EL PUEBLO DE LOS GINKGO BILOBA”. ANA MARÍA MANCEDA. SELECCIONADO PARA ANTOLOGÍA.EDIT.NUEVO SER.2003.

 


El sol amenaza arder sobre las dunas. La hilera de seres harapientos se desplaza sobre la arena. Es gente aún joven y fuerte, entre ellos hay niños, de rasgos bellos, se puede distinguir en sus facciones los rasgos de las distintas etnias terrestres, pero todas esas cualidades están escondidas por la suciedad de sus cuerpos y sus ropas. Un color humo rodea la imagen de los vagabundos, a pesar del oro del desierto se ven como andrajosos mutantes que vagan sin destino. Las poblaciones rechazan su presencia, son los leprosos del siglo veintiuno. Fueron los dueños del mundo en la era de los millonarios electrónicos; el “ Capital” fluía con libertad, Las Grandes Corporaciones Transnacionales eran buques sin banderas que navegaban con sus capitales por las aguas de Internet. Fundían países y enriquecían regiones en horas, causaban el mismo desastre que la fuga de los gases tóxicos de una industria
1
pesticida, pero ellos seguían su veloz viaje de piratería con sus “ Bancos Fantasmas”. Así estaba el mundo globalizado, con políticos y burócratas corruptos e incapaces de seguir la velocidad de sus comunicaciones y transferencias. Barrieron con siglos de un orden social injusto pero con cierto equilibrio, desaparecieron la actitud ética, la moral, la dignidad. Pero la catástrofe llegó, explotó como una bomba debido a la volatilidad del Mercado Mundial, y este grupo de gente, habitantes de barrios exclusivos, de vidas privilegiadas, poseedores de riquezas inimaginadas para el hombre común, perdió la “ Espada, la Joya y el Espejo”.* Al principio, desconcertados, se unieron, se ayudaron, pero era tal la miseria que comenzaron su éxodo por el mundo, comiendo lo que encuentran y bebiendo de las aguas de escasos manantiales. La gente de los pueblos por los que pasan, los insultan, tirándoles piedras y sumiéndolos en el escarnio. Sus caras tienen la expresión de la nada, quizás llevan en sus mentes, recuerdos de los paraísos perdidos, de una vida obscena y amoral. Entre la muchedumbre van Takeo y su hija Amaterasu, siempre tomados de la mano. Sus semblantes reflejan sentimientos humanos, ausentes en los demás. Uno puede ver en ellos angustia, sorpresa, emoción. Takeo fue un poderoso Shogum financiero, amó profundamente a su esposa Kono-Hana, rica heredera, en honor a ella y para merecerla había levantado un Imperio. Cuando su mujer murió solo se asió a la vida por su hija Amaterasu, luego devino el Crak Mundial y comenzó el peregrinaje. En esa travesía sin tiempo, la niña cuida de su padre y juntos comentan la puesta del sol, la maravilla de un eclipse, el nacimiento de una flor. Reconocen los pájaros por su canto, habilidad que aprendieron de Kono- Hana, gran conocedora de la naturaleza. Esas fugaces emociones son asfixiadas ante el maltrato que reciben por los
2
pueblos que pasan, observando a la vez la pobreza y la falta de alegría de esa gente, era como si una lluvia de tristeza hubiera caído sobre el planeta. Una tarde pasan por uno de los tantos pueblos humildes, pero éste tenía algo distinto, denotaba organización y pulcritud. El padre y la niña se alejan del grupo, se adentran entre sus calles, les parece no percibir violencia entre los pobladores. Las veredas estaban arboladas de majestuosos Ginkgo Biloba, cuyas hojas en forma de abanico parecían aventar la fatiga de los forasteros. La admiración iba creciendo a medida que descubrían la peculiar vida de sus habitantes, la alegría dominaba la actitud de los mismos. Las mujeres cantaban mientras realizaban sus quehaceres, algunas familias merendaban en los patios delanteros de sus casas mientras los niños jugaban en las veredas. Al pasar los miraban curiosos, el olor de las comidas caseras era exquisito. Se veían jardines, huertas, granjas, todo amorosamente cuidado. Los muros, cual páginas de los libros, estaban pintados con imágenes de historias y leyendas, seguramente de esa región, adornados con bajorrelieves que representaban las hojas en abanico de los Ginkgo Biloba, el árbol sagrado de ese pueblo. Otra cosa sorprendente era la manera y el tipo de conversación que sostenían; hablaban de proyectos, las palabras salían musicalmente, se enlazaban, se enhebraban y confluían en sueños y utopías. Amaterasu se emocionó y más que nunca anheló estar con su madre para compartir ese lugar y esos momentos. Se detuvieron a mirar como trabajaban un carpintero y un herrero mientras tomaban un refresco y charlaban. La niña sintió la necesidad de pedirle a su padre la foto de la familia en los tiempos felices, Takeo, apesadumbrado, le contestó- Los duendes del imperio me arrebataron tan precioso tesoro. En ese momento los artesanos levantaron la vista y sonrieron al padre y a la hija, les convidaron refrescos, reconocieron en ellos cierta magia.
3
El sol se estaba ocultando. Se veía distante, cruzando las colinas, la hilera de harapientos que se alejaba. Takeo y Amaterasu fueron invitados a compartir esperanzas en el pueblo de los Ginkgo Biloba. Al pasar los días, la gente se reunió para, en ceremonia solemne, entregar al padre y a la hija, el símbolo que les correspondía como ciudadanos del lugar. El herrero y el carpintero se acercaron con un hermoso estuche de madera en cuya tapa se encontraba exquisitamente tallada la hoja del árbol sagrado. Takeo sintió un escalofrío y lo invadió el pánico, creyendo adivinar que dentro habría una joya y se dijo- Todo comenzará nuevamente. Al abrir la tapa, Amaterasu se sorprendió al ver el estuche vacío, pero su padre emocionado vio en el fondo del mismo el bello rostro de su hija reflejado en un espejo.**** *Dentro del mundo de los negocios la espada es la fuerza, la joya la riqueza y el espejo el conocimiento (Alvin Toffler)

 

ALMENDROS EN EL CREPÚSCULO. ANA MARÍA MANCEDA 4 octubre 2016

ALMENDROS EN EL CREPÚSCULO. ANA MARÍA MANCEDA

 

almendros-en-flor-h-anglada-camarasa-1

                    

            Último paseo del fin de semana en el campo. En estos días reciclé las energías para comenzar la rutina vertiginosa de la ciudad, ya mi velocidad no es la misma, la edad   tiene que ver, hago la mitad de las cosas que realizaba en la juventud, pero en realidad rindo lo mismo, todo es más reflexivo, selectivo y  obtengo a diario los resultados deseados. Pero este dejarse llevar es zafiro. El  luminoso atardecer me impulsó hacia un  sendero no transitado, de pronto los vi, repletos de frutos, desafiando, gatillando al tiempo. Y los recuerdos que estaban al acecho aparecen impunes. Los almendros me sienten a chispas, a destellos de nostalgias, me traen el aroma de una época mágica, compleja y de la conflictiva, dominante presencia de mi padre        

          Sucedió en  primavera. Con mis compañeros de facultad habíamos decidido realizar una cena con la excusa de festejar la semana del estudiante. También era una manera de exorcizar los graves acontecimientos políticos en los que estábamos inmersos, el huevo de la serpiente estaba germinando. Queríamos divertirnos. Los chicos traerían pizzas y empanadas pero yo deseaba cocinar una salsa de almendras que debía  acompañar con presas de pollo, pensé que bien los podía suplantar por unos pequeños gallos que teníamos en el gallinero— regalo del tío tano  que se le hacía insoportable que la gente no tuviera su huerta y sus propias gallinas—. Mi padre, en esas raras treguas  que tenían nuestras habituales discusiones se ofreció a colaborar con mi comida especial. Él se encargaría de entregarme listos para su cocción a los apreciados gallos, extraña especie pigmea, que esperaban  para una ocasión importante. Los preparativos me supieron a fiesta, desde las compras de elementos no comunes en la comida cotidiana; crema, especies exóticas, almendras, vino especial, hasta la puesta de la mesa.

         Cuando el perfume de la salsa invadió la cocina, calculé  que era el momento de dorar las aves. Ante la tardanza de mi padre, fui  en su búsqueda, no podía esperar más tiempo. El recorrido por el camino hacia el fondo de la casa me hizo sentir más feliz aún. El jardín y los frutales florecían y el atardecer aparecía como diseñado por toques de luz y pinceladas de naranjas y azules. Llegando a los últimos árboles sentí un estremecimiento, los gallos estaban colgados de las ramas, pico abajo ¡Sin pelar! Al acercarme descubro horrorizada que abrían los ojos. ¿Cómo sucedió? Desde la cocina había escuchado el gran alboroto provocado por su captura. Salí corriendo, a punto de llorar le expliqué a mi padre que los gallos no estaban muertos. Mi angustia era doble; estaban vivos y moribundos. Los sucesos que siguieron ¡ No podían haber sucedido! Trató de ahogarlos, no se murieron, por último decidió cortarles la cabeza. Horrible. Así era él, poseía una insoportable y graciosa inutilidad, no heredó la simple habilidad de mi abuela para matarlos en un segundo.

        La cena estuvo lista a las diez de la noche, las risas juveniles y las alabanzas inundaron la casa ¡Qué mano para la salsa María!¡Qué exquisitez! ¡Qué sabor le dan las almendras! ¡Muy bueno el  vino! Yo no comí, tenía la sensación que el asco derretía mi maquillaje, contaminaba mi perfume, enrojecía mi mirada.  Los queridos compañeros, cómplices de la vida, ignorantes de mi sufrimiento, alegres por el vino, la juventud, las canciones de Serrat, la  negra Sosa, y la perfecta noche de primavera,  celebraron la fiesta. ¿Alguna vez habrán recordado mis amigos esa noche? De todas maneras son sucesos que te marcan para toda la vida.   

       El tiempo regresa, el paseo  en el campo termina, los recuerdos se refugian en  las orillas de la noche. La última imagen que llevo en mi mirada de otoño, son los soberbios almendros que acompañan el crepúsculo y los sutiles reflejos de las estrellas que asoman. Luego todo se esfuma.*************

 

GRACIAS WORDPRESS POR EL ESPACIO QUE ME BRINDAN. FELIZ 2015 30 diciembre 2014

Filed under: Últimos post — ac18 @ 1:51

amigo-rosa blanca

 

“ LOS JAZMINES TAMBIEN PERFUMAN LA OSCURIDAD” Mención de Honor en concurso “1° CONVERGENCIA NACIONAL DE CUENTOS JUNINPAIS 2002) Editado en antología Editorial”EDICIONES DE LAS TRES LAGUNAS”. Junín.Pvcia.Buenos Aires. autor: ANA MARÍA MANCEDA 9 octubre 2014

Filed under: Amigos autores,Últimos post — ac18 @ 17:08
Tags:

“ LOS JAZMINES TAMBIEN PERFUMAN LA OSCURIDAD”

               Mención de Honor en concurso “1° CONVERGENCIA NACIONAL DE CUENTOS JUNINPAIS 2002) Editado en antología Editorial”EDICIONES DE LAS TRES LAGUNAS”. Junín.Pvcia.Buenos Aires.

 

              autor: ANA MARÍA MANCEDA

 

 

vírgenes del caribeVírgenes del Caribe del pintor dominicano Pedro Pablo Mendez Garcia

 

                  El calor la asfixiaba. Desde el patio le llegaba el aroma de los jazmines del país, penetrando y perfumando su piel. Se oía la estridente sinfonía que producía el croar de las ranas. Corrió suavemente la cortina de encaje; la negra Tomi, como Rosarito la llamaba, cruzaba su pesada silueta por entre las vasijas repletas de flores y esquivando diestramente el aljibe, hacía equilibrio con una  gran fuente repleta de pasteles que tenuemente brillaban de almíbar  «Seguramente los lleva para las habitaciones de la servidumbre, allí entre murmullos y suspicacias sobre la vida de los patrones, entre risas pícaras y bebiendo chocolate o tés de yuyos humeantes, vaciarían la bandeja, las muy diablas» , pensó la joven.

                  La oscuridad iba cubriendo la ciudad, Rosarito apagó las velas del candelabro y con una amplia capa negra se tapó el primoroso camisón de blancas puntillas que cubría su juvenil cuerpo. Su pelo castaño quedó oculto bajo la capucha del abrigo. Salió sigilosa, la noche nublada presagiaba lluvia, nada le importaba, su ilustre Tata estaría charlando y bebiendo licores con sus amigos en la sala, dejando caer miradas lascivas sobre las caderas y pechos de las púberes esclavas. Su religiosa madre  rezaría el rosario, arrodillada ante el altar que dispuso en su cuarto, rogando por la bendición de la virtud de su hija.

                   Se adentró por las calles barrosas, desoladas, apenas iluminadas. Sentía la libertad en su cuerpo y en su alma. Salía a sentir la vida. Los olores eran más fuertes lejos de las rejas y los muros de su poderosa familia. Las  risas, el sonido de los tamboriles, reemplazaban  a las tertulias de intrigas políticas que predominaban en su casa.  Quedaban en otro espacio, distantes,  el sonido de su piano, el aleteo de los abanicos  de las damas que tapaban el rubor ante un comentario indiscreto, el rum-rum de las sedas y satenes, deslizándose por los  baldosones.

                   Luego de andar unas cuadras, sintió unos pasos que se le aproximaban, su cuerpo se estremeció, creyó desfallecer y se apoyó contra un viejo portal. Los pasos se acercaban, luego el silencio. Todo era oscuro, pudo sentir el olor y la calidez de ese cuerpo tan deseado que a su vez quedó impregnado del perfume a jazmines de la joven. Las blancas puntillas resaltaban aún más entre las caricias de las oscuras manos de José. El torbellino sensual de los movimientos  y las quedas palabras amorosas fueron  aquietando la pasión, de manera sutil regresó el silencio, solo quedaba  la débil vibración de las respiraciones entrecortadas.

                   El regreso fue escondido, ligero. La llovizna cómplice atenuaba el poco ruido que producían los pasos juveniles. Ya dentro de la casa, al pasar por la habitación de la negra Tomi, escuchó la música y las risas. No soportó dejar de compartir y sin dudarlo abrió la puerta y entró. Las negras transformaron sus caras de alegría en las de terror, Rosario les hizo un gesto  de silencio con su dedo índice sobre su besada boca y un ademán como que sigan la fiesta y la fiesta siguió. La niña tomó un pastel almibarado y lo comenzó a saborear plácidamente, mientras Tomi le alcanzaba con sus morenas manos una taza de humeante té. Se miraron, Tomi le sonrió y Rosarito satisfecha de tanto placer observó que la negra tenía la misma sonrisa que su hijo José.***

 LOS+JAZMINES+TAMBIÉN+PERFUMAN

                                  

                                  

                                                                              

           

       

 

 

DOS COPAS DE VINO Y LA VIDA. Ana María Manceda 21 agosto 2014

Filed under: Últimos post — ac18 @ 6:55

MURMULLOS EN LA PATAGONIA

DOS COPAS DE VINO Y LA VIDA. Ana María Manceda

DOS COPAS DE VINO Y LA VIDA

¡Cómo olvidar! Todo fue maravilloso; el viaje desde Buenos Aires, el Congreso Arqueológico, Madrid. Vertiginoso, quería verlo todo, vivir. El grupo de congresistas no quería perderse nada, todas las invitaciones eran aceptadas. Así fue como organizamos la excursión a Toledo, tú Jordi deseabas presentarnos tu bella ciudad y tu fantástico hogar situado dos metros bajo tierra ¡estabas tan entusiasmado mostrándonos el tesoro que poseías! Te habías comprado esa casa en tu ciudad natal, muy estrecha, debiste edificar hacia arriba y hacia abajo.— Es una cueva de la época de los romanos— nos explicabas fascinado y nosotros escuchábamos de igual manera, éramos jóvenes arqueólogos ávidos de experiencias aunque tú ya estabas un escalón más al ser titular de una cátedra. Fue una experiencia inolvidable. Yo no podía dejar de mirarte, tu postura y tus ojos delataban la mezcla étnica, eras un…

Ver la entrada original 218 palabras más

 

Alegato por las ISLAS MALVINAS.Ana María Manceda. Patagonia Argentina | prensaldia 10 mayo 2014

Filed under: Últimos post — ac18 @ 20:32
 

“La mayoría de las decisiones que tomamos son irracionales” 7 mayo 2014

Filed under: Últimos post — ac18 @ 16:45

ME FASCINAN ESTOS TEMAS PUES SON LOS QUE NOS APORTAN LA DOSIS DE HUMILDAD QUE DEBEMOS TENER, NOSOTROS PRIMATES HUMANOS, ANTE LA SOCIEDAD Y LA NATURALEZA

 

TSONGÁ. Ana María Manceda 8 enero 2014

Filed under: Mis relatos — ac18 @ 0:52
Tags: , , ,

TSONGÁ. CUENTO INSPIRADO EN PINTURA DE CÁNDIDO LÓPEZ-  ANA MARÍA MANCEDA-

Cándido López  Soldados paraguayos heridos, prisioneros de la batalla de Yatay 1892

Cándido López  Soldados paraguayos heridos, prisioneros de la batalla de Yatay 1892 (1).jp

      Aún me quedan imágenes en mi vieja memoria de  esas trágicas batallas entre hermanos .Corría finales del siglo diecinueve, recuerdo el clima tórrido y las palmeras, que deslumbradas por el sol intenso, abrían sus ramas como cobijándonos del abrumador clima.

      Con la carta en la mano no puedo evitar el llanto. Han pasado tantos años ¡Tsongá esta vivo y me anuncia su visita! ¡Negro noble! La última vez que lo vi yo estaba en el galpón que nos resguardaba de la batalla, tirado contra la pared, herido, lo único que movía eran mis ojos. Veo a Tsongá entrando de manera indolente, como si nada pasara. En el centro del galpón, los jefes agotados se recostaban sobre la mesada, sus caras iluminadas por unas velas encajadas en botellones pues dominaba la penumbra en todo el espacio. A los costados la soldadesca herida estaba tirada en el piso o apoyada en las paredes, llegando sus siluetas mis ojos como escapando de  la oscuridad. Por el inmenso portón podía divisar la luz del atardecer, denunciando la presencia de soldados cocinando vaya a saber qué en la olla gigante calentada por una fogata de leñas. En ese cuadro, una sola palmera gritaba su belleza en el sórdido resultado de una guerra. Lo último que recuerdo antes de desmayarme es la imagen de Tsongá, con su piel negra, brillante y su dulce mirada. Fue la última vez que lo vi.***

     

 

“LOS PASOS DE LOS DUENDES SOBRE LAS HOJAS CAIDAS DEL OTOÑO.” de ANA MARÍA MANCEDA 8 noviembre 2013

FALL_MOOD___LEONID_AFREMOV_by_Leonidafremov

FALL_MOOD___LEONID_AFREMOV_by_Leonidafremov (1).jpg

 

LOS PASOS DE LOS DUENDES SOBRE LAS HOJAS CAIDAS DEL OTOÑO.” de ANA MARÍA MANCEDA 

 

                Ser docente y atender a una familia no es poca cosa. Llego corriendo a cocinar, luego de tirar la cartera y los libros en un sillón, me coloco el delantal y comienzo a preparar la salsa, luego pondré el agua a hervir para los fideos. Me encanta sentir el olor del ajo, el perejil y el laurel dorándose con la carne picada ¡ Ay! se me fue la mano con la sal ¡ También!  Me quedé enganchada con la clase ¡ Cómo me podría sustraer al apasionado mundo del cosmos!  ¡Las caritas de los chicos cuando una explica el Big-Bang, la expansión del universo, los cuásares, los agujeros negros!

                 Al tomar conciencia me admiro de todo lo que podemos hacer las mujeres en una hora ¡ Ni que decir en un día! . Mientras abro la lata de pomarola recuerdo que tengo que poner la ropa de color en el lavarropas. Con un pie cierro la heladera y cuando paso por un pequeño espejo que coloqué estratégicamente en un lugar aledaño a la cocina me asombra ver mi imagen. Antes de volver al colegio por la tarde, necesito un buen retoque, con este aspecto no puedo presentarme ante los alumnos.

                 Todo listo para comer, escucho la puerta, suena el cencerro de bronce, seguramente es mi eternidad. Siempre me emociona su llegada.  ¡Lucio fue tan esperado!¡ Lo amo tanto!. Como todo pre-adolescente tiene días que está comunicativo y otros que las únicas palabras son; _ Bien; – Nada. Lo que sí le gusta y se devora es lo que cocino. Su padre llega más tarde y la vorágine cotidiana nos envuelve. Hoy es un día que no charla mucho, está pensativo, me sumo en mis pensamientos. ¡ Hm! Por la tarde tengo que dar fotosíntesis _ ¡Chicos, este proceso es la base de la vida! Sin las plantas en el planeta no existiríamos, las hojas poseen clorofila para captar la luz del sol y las raíces absorben el agua de la tierra, con estos elementos…                                                                                                                ¡ Mami….Fito escuchó a los duendes…! Mi mente parece un torbellino y aterriza.

Perdón hijo ¿ Qué me decías?

Ves, después me decís que no te cuento nada. 

Bueno…bueno, te pedí disculpas, por favor explicame lo de los duendes.

Lo que pasa es que a vos no te gusta ir de campamento.

¡Hm! Pensé en mi pobre columna, en mi cómodo colchón y todo lo demás que necesitaba para el bienestar.

 Lucio, sabés que los fines de semana corrijo trabajos, el tiempo me es escaso.

¡ No! A vos te gusta estar con los libros, además no creés en los duendes para vos si todo no está comprobado no existe.

Me sentí angustiada y culpable, como todas las madres que trabajan.

No es tan así Lucio, por favor, contame la historia de los duendes . Su cara se iluminó.

La Abuela de Fito, que tiene ciento tres años, cuenta que los duendes que andan por el bosque, son pequeñitos, como gnomos. Resulta que una vez Dios tenía un ayudante que era su mano derecha pero éste era muy ambicioso y egoísta, él quería tener todo el poder. Dios, enojado, lo echó del cielo y al cerrar las puertas quedaron fuera muchos ángeles que seguían al malvado. Al vivir tanto tiempo en la tierra éstos perdieron sus alas, ahora vagan arrepentidos por los bosques. La abuela vivió siempre en el campo y dice que los vio, ahora que no se puede mover vive en el pueblo, pero Fito fue de campamento con los padres y me juró que los escuchó.

                 Seguimos charlando sobre el tema, en esta zona de la Patagonia es muy común escuchar leyendas de origen mapuche, historias de ovnis u otras con matices mágicos. Llegamos a un acuerdo, el próximo fin de semana largo iríamos de campamento ya que pronto llegaría la temporada de lluvias y nevadas.

                 Camino hacia la escuela se mezclaban en mi mente dos temas; la fotosíntesis y el campamento…¡ Uy…uy..! Utensilios, víveres, antiinflamatarios. En fin, debo dejar de rumiar los preparativos y poner manos a la obra. En algo tenía razón mi hijo.

                 Y llegó “ El Gran Día”, elegimos Semana Santa, que para nuestra suerte cayó los primeros días de abril. San Martín De Los Andes es muy estable, climáticamente hablando, para esta época, noches y mañanas frías, soleadas y tibias a la hora de la siesta. El colorido impresiona los sentidos, uno se enfrenta con luminosos colores verdes, ocres, rojos, amarillos… el cielo azul…muy azul.

LOS PASOS...

                 Durante el trayecto a Yuco, lugar elegido para acampar, observamos con detenimiento el paisaje. El Cerro Chapelco empieza a mostrar manchones de nieve y los senderos del bosque se alfombran de Otoño. Ni bien llegamos  nos dedicamos a armar la carpa, el tiempo apremiaba, teníamos que ganarle al crepúsculo. En realidad este trabajo no me gusta mucho pero es tanto lo que hay que hacer y el entorno es tan bello que mi fastidio se esconde en las tareas. Sammy, la perrita Fox_terrier, tan querida por nosotros, corre como loca hasta el lago y vuelve alegre a recibir  mimos para luego retomar su circuito.  Los animales captan de manera extraordinaria la libertad de la naturaleza.

                 Desde  la entrada a la carpa se ve el majestuoso lago Lácar          ¡ Cuánta belleza y misterio encierra! Dejo volar mi mente recreando la época de las glaciaciones que lo formaron y una agradece que el destino nos haya traído millones de años después a vivir en esta geografía. Hay que hacer la hoguera, Lucio y su padre buscan ramas para alimentar el fuego. Preparo el mate, lo compartiremos junto a la fogata mientras se hace la comida, la noche se está anunciando y el frío también.

                 Comemos cordero con papas, a la olla y bien condimentados, bebemos vino, gaseosas y charlamos. Las ideas surgen como una lluvia benefactora, nos olvidamos de discutir sobre la economía hogareña, la ropa tirada, los platos sucios. Conversamos sobre leyendas, sobre el “ Cuero del lago” que muchos nativos vieron flotar en distintas épocas, de los ovnis que estacionan detrás de algún cerro, o de los que salen velozmente desde las profundidades del lago. No puedo con mi genio y al mirar el cielo espectacular, con la Cruz Del Sur indicando soberana nuestro hemisferio, pienso en voz alta lo maravillosos que es estar viajando en esta nave azul, acompañando al sol en su viaje por el espacio ¿Qué seres de otras galaxias o desde la nuestra, nos acompañarán en este fascinante deambular por el cosmos? Los ojos de mi hijo se encuentran con los de su padre, cómplices, como resignados a esta mujer educadora. Luego, el silencio. Al acostarnos solo se escucha el murmullo del bosque.

                 La mañana nos sorprendió muy  fría, vigorizante y le devolvimos la sorpresa con nuestras risas, no es común que despertemos con tan buen ánimo, siempre apurados y conscientes de nuestras obligaciones. Sammy, feliz con los paseos. Lucio y su padre tratando de aprovechar los últimos días de pesca permitida. Me deleito observando la vegetación, la riqueza de este bosque patagónico, la mente medita  y goza.

                 En vísperas de nuestro regreso al hogar decidimos como cena de despedida asar las truchas pescadas. ¡Un manjar! Luego de las tareas posteriores a la cena nos preparamos para dormir, hacía frío, me acerqué para abrazar el cuerpito caliente de mi hijo ¡Doce años! ¿Cuántas ilusiones jugarían en su cabeza? El tiempo pasaba y seguía abrazada a él, pensaba que la rutina no nos permite preguntarnos estas cosas ¿ O será que el futuro nos da cierto temor? Los padres siempre estamos ayudándoles a construir su propio destino pero pocas veces tratamos de conversar con ellos sobre sus sueños, sus anhelos, sus miedos. Es como si quisiéramos empujar el tiempo, pero en realidad ellos nos necesitan¡ Ya!¡ Ahora!

                 Mi marido dormía y Sammy estaba descansando arrollada a los pies de Lucio, cuando en el silencio de la noche se escuchó el crujir de las hojas sobre el suelo otoñal. La perra se incorporó, movió las orejas como buscando la dirección de los sonidos. Lució se sentó como un resorte  y me miró,   nuestras miradas se cruzaron y recordé que se parecían a las milagrosas miradas  de ese único e irrepetible momento en que lo amamantaba. Con una voz casi quebrada me dijo ¡ Los duendes!.  Escuchamos juntos, abrazados, cómo los reposados pasos hacían sonar las hojas, como teclas de un piano. Luego se alejaron, suavemente, dejándonos  una milagrosa melodía en nuestros oídos y en nuestros espíritus. Lucio seguía mirándome, en ese momento quise atrapar el instante en que su niñez huía hacia la adolescencia y supe que sea cual fuere su destino, jamás olvidaría que cuando escuchó el paso de los duendes sobre las hojas caídas del otoño, estaba abrazado a su madre.

Leonid-afremov-the-way-of-the-fog

 

En revista bilingüe francés-español ARCOIRIS 27. EN BIBLIOTECA DE NUEVA YORK.

. En Antología “EL COLOR DE LAS PALABRAS”  Presentada en Feria del Libro Regional 2009 de San Martín de Los Andes.Patagonia Argentina

 

 

 

      

 

 

LOS LOCOS PÁJAROS DE LA NOCHE . ANA MARÍA MANCEDA Y ANDRES FABIÁN VALDÉS- 8 octubre 2013

Filed under: Últimos post — ac18 @ 1:35
Tags: , ,

Imagen

 

 

 

Hoy sé que por vagar en la noche
la noche no se vuelve hermosa,
pero son estos locos pájaros
que deliran ante el eclipse de sol.
Desorientados,
responden al instinto de un sol escondido.

Hoy sé que por vagar en la noche
la noche no se vuelve hermosa
pero me llama el canto de las sirenas
que me esperan con lo más temido
el silencio.

Hoy sé que por vagar en la noche
la noche no se vuelve hermosa.
Pero creo acercarme al horizonte
y ahí, depositar mis esperanzas
sólo lo salpican mis lágrimas.

Hoy sé que por vagar en la noche
la noche no se vuelve hermosa.
Pero es mi viaje
no puedo enjaular a estos locos,
desorientados pájaros de la soledad,
ni evitar el canto de las sirenas
ni buscar el horizonte de la esperanza.
Es mi viaje.*******

 

en  FUSIÓN DE TINTAS 12:08  AUTORES:  Ana María Manceda y Andrés Fabián Valdés

 

 

 

EN LA NIEVE. ANA MARÍA MANCEDA

Filed under: Últimos post — ac18 @ 1:29
Tags: ,

EN LA NIEVE. Ana María Manceda

 Imagen

 

 

La noche está allí, detrás de las ventanas.

La nieve se refleja posada en las hierbas

y cuelgan las estrellas de las ramas heladas de los árboles.

Con solo estirar mi brazo, aún a través del límite de los vidrios

podría tomarlas para adornar mis ojos.

Si la valentía me sorprendiera abriría la puerta

y recostada en la hierba nevada tomaría un baño de luz

sonriendo a la noche con mis ojos adornados  de estrellas

que cuelgan de las ramas heladas de los árboles.

Pero sigo mirando detrás de las ventanas.

Mi aliento, llanto de recuerdos empaña los vidrios.

Me rebelo.

Rotos los vidrios estallan en la nieve,

yo también, rota, estallada,

yo también en la nieve, me rebelo.

********************************************************

 

 

*** En antología “ Navegantes en la Patagonia, Nyc y Vyq” Editorial Tribu Salvaje. Neuquén.2011

 

 

 

 

DOS COPAS DE VINO Y LA VIDA. ANA MARÍA MANCEDA

Filed under: Últimos post — ac18 @ 1:27
Tags:

 

DOS COPAS DE VINO  Y LA VIDA. Ana María Manceda 

 

 

 

            ¡Cómo olvidar! Todo fue maravilloso; el viaje desde Buenos Aires, el Congreso Arqueológico, Madrid. Vertiginoso, quería verlo todo, vivir. El grupo de congresistas no quería perderse nada, todas las invitaciones eran aceptadas. Así fue como organizamos  la excursión a Toledo, tú Jordi deseabas presentarnos tu bella ciudad y tu fantástico hogar situado dos metros bajo tierra ¡estabas tan entusiasmado mostrándonos el tesoro que poseías! Te habías comprado esa casa en tu ciudad natal, muy estrecha, debiste edificar hacia arriba y hacia abajo.— Es una cueva de la época de los romanos— nos explicabas fascinado y nosotros escuchábamos de igual manera, éramos jóvenes arqueólogos ávidos de experiencias aunque tú ya estabas un escalón más al ser titular de una cátedra. Fue una experiencia inolvidable. Yo no podía dejar de mirarte, tu postura y tus ojos delataban la mezcla étnica, eras un imán. Ya en Madrid fue la cena de despedida, al finalizar me acompañaste hasta la habitación del hotel, busqué un buen pretexto  para invitarte a pasar, tenía unos artículos del profesor que tanto admirabas.  No te despedirías así como así querido Jordi, te invité una copa de vino, y tu mirada a través del violeta de la copa insinuante de siglos, ya me había poseído.

 

           Un nuevo congreso, esta vez en mi tierra; la Patagonia. Pasaron veinticinco años y tantas cosas en el mundo y en nuestras vidas. Cayeron el Muro de Berlín y el apartheid, aunque no las desigualdades, siguen las luchas por el poder,  nos acecha el calentamiento global, ambos tenemos matrimonios frustrados, hijos, pero las pasiones no cambian querido profesor, no cambian.

 

           Te veo bajar del avión, con tu prestancia, canas y esa mirada ardiente. Te prometo Jordi que esta noche estás invitado a cenar en mi casa patagónica, de mujer sola, con hijos independientes. No tengo una cueva romana ni la juventud que nos arrolló en Madrid pero te brindaré una copa de vino color ciruela,  coloreado por los valles de estas tierras, y mientras nos amamos, escucharemos  el silencio de la nieve que se avecina sobre la ausencia de estos años.***

 

 

 

Seleccionado por editorial Dunken Bs.As para la antología “Senderos con historias” 2012

 

 

Imagen

 

Ana María Manceda 17 septiembre 2011

Filed under: Participa,Página de autor — ac18 @ 21:08
Tags:

Nuestra nueva amiga se llama Ana María Manceda y nos invita a conocer sus obras desde Argentina. En su blog Doradas lunas del apocalipsis podremos conocerla mejor.



Escritora de San Martín de los Andes. Neuquen. Patagonia Argentina.
Nace en Tucumán. Argentina- Desde el año de vida se afinca con sus padres  en la ciudad de La Plata donde realiza sus estudios primarios, secundarios y universitarios. Estudia Ecología en la Universidad Nacional de La Plata. Hace treinta y cinco años vive en la Patagonia Argentina ( San Martín de los Andes). Realizó trabajos de investigación como docente de nivel secundario( fue profesora de geografía y biología  en el C.E.P.E.N.Nª 13 de San Martín de los Andes hasta su retiro) en las cátedras de geografía y biología. Coautora del “ LIBRO DE LOS CIEN AÑOS”, historia, geología, antropología, geografía, educación de San Martín de los Andes  ( premio especial de  editores argentinos) y “¿QUIÉN FUE EL VERDADERO FUNDADOR DE SAN MARTÍN DE LOS ANDES?” Para FUNDACIÓN SAN MARTÍN DE LOS ANDES.   Hace diez años participa públicamente en literatura. Seleccionada con Mención de Honor y primeros premios para diversas antologías por certámenes convocados a nivel nacional e internacional en poesía y narrativa( en forma continua desde el año 2000).  En Octubre 2008 recibe 1º Premio  en Certamen Internacional “ARTES Y LETRAS 2008” en narrativa por su obra   “ DERRUMBE”. Editorial Novelarte. Córdoba ( Argentina).
MIEMBRO DE:  de REMES ( Red mundial de escritores en español)  de SEA ( Sociedad Escritores  de Argentina); DE POETAS DEL MUNDO de WORLD POETS SOCIETY; DE UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES; de Asociación de Escritores y Artistas del Orbe ; de Latin Heritage Foundation, JURADO DEL CEM( Centro Editorial Municipal de San Martín de Los Andes)
Participa en diversas revistas literarias por internet: Letralia (revista de los  escritores hispanohablantes); Isla negra ;Ciudad de mujeres; Azularte; Archivos del Sur; Artecomunicarte; Polseguera (España); Artesanías Literaria;Yo Escribo.com.; Fundación Azara (Ecología);Con Voz Propia ;Revista Remolinos( Perú); Revista Almiar (Madrid); Herederos del Caos (San Francisco California); Literaturismena( francés-español); Fitizeira( Galicia); Gira Poema; Narrador.es ( España);Poemaria.com.; La página De Los Cuentos; Olerki poesía. es.; Como el Rayo(revista literaria); Revista Perito (Alicante España);Revista Camagua; Gaceta literaria virtual; Revista Poeta; Crónica literaria(rev. patagónica); El Alma Disponible(España);Estrellas Poéticas; Revista El Margen; En sentido Figurad (letras solidarias) (México);Revista Myrtos(Córdoba, Andalucía) ;Revista Papirolas ;  Inmigración, Arte y Cultura( Bs.As.); Espacio latino ( Letras Uruguay); Grupo Arcadia; Revista Literaria Baquiana. Miami (E.E.U.U); Revista “PALABRAS DIVERSAS” España; Estación Poeta ;  REVISTA ARCOIRIS, bilingüe.Francés-español; La Casa deAsterión:
8   REVISTA TRIMESTRAL DE ESTUDIOS  LITERARIOS Programa de Humanidades y Lengua Castellana
Facultad de Ciencias Humanas – Facultad de Educación Universidad del AtlánticoBarranquilla – Colombia.

REVISTA HONTANAR. ABRIL 2010 (AUSTRALIA PARA EL MUNDO HISPANO)

Revista cultural ” Voces Convergentes” Guatemala.2010.

Seleccionada por poema “ Voces en mi alma” para Antología “ Extraña pertenencia” Editorial Dunken. Buenos Aires. 2009.

Abril y Mayo concurrió invitada  por la provincia del Neuquén para lectura de poemas en la sala Roberto Arlt de la 35 FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES 2009 y por Editorial Dunken para la entrega de la Antología EXTRAÑA PERTENENCIA en la sala Leopoldo Lugones.

Junio 2009: Participación en la Feria del Libro Regional San Martín De Los Andes, mesas redondas y presentación de los libros “ Derrumbe y otros cuentos” (libro personal premio internacional editorial Novelarte 2008) y “El Color de las Palabras” libro colectivo Taller Literario Graciela Vazquez Moure.

– 2010. Marzo, seleccionada para la antología “Cinco Sentidos” Edit. CREADORES ARGENTINOS
por sus cuentos “ Desde el Árbol rojo” y “Un concierto en la bahía”.

– “En Diario de los Poetas”  de Eduardo Jopia, presentado en el Museo Etnográfico ( Juan Ambrosetti) de la Facultad de Filosofía y Letras  de la Universidad de Buenos Aires ( UBA)._

– Marzo 2010-En Revista cultural “ Mujeres y protagonistas hoy” ; en  “ Prensa Libre” diario de la provincia de Buenos Aires.

Abril 2010. Seleccionada Concurso Internacional TALENT SEEKERS en el top10 de Literatura, Periodismo, Filosofía. 2009-2010 .Participaron autores de 85 países. Link de la noticia:

JULIO 2010- POEMA seleccionado por Alfred Asís  “ HOMENAJE A PABLO NERUDA” EN Isla negra chile, auspiciado por POETAS DEL MUNDO.

JULIO 2010. “GAIA, DIOSA TIERRA” POEMA SELECCIONADO PARA ANTOLOGÍA INTERNACIONAL “SUEÑO ECOLÓGICO” DE EDITORIAL INDEPENDIENTE RUBEN SADA.,

“En Diario de los Poetas”  de Eduardo Jopia, presentado en el Museo Etnográfico ( Juan Ambrosetti) de la Facultad de Filosofía y Letras  de la Universidad de Buenos Aires ( UBA)..,

-Editada en revistas literarias  Aticcus(España) y Hontanar(De Australia para el mundo hispano)

Diciembre 2010- Seleccionada para antología”LIBRE COMO UN SUEÑO” por su poema “Me aferro a las hojas de los tilos”

31- ENERO 2011. EDITORIAL TRIBU SALVAJE-NyC y Vyc – Navegantes en la Patagonia Selectivo Patagónico [Chile y Argentina]. Ana María Manceda. .Seleccionada en narrativa por “En la nieve”.

Revista Literaria Guatiní – ENTREVISTA A ANA MARÍA MANCEDA

BLOGS.

www.buceandoenelinfinito.blogspot.com

http://ac18.wordpress.com

www.doradaslunasdelapocalisis.blogspot.com

www.bpcd7.blogspot.com

http://ac18.wordpress.com

www.elaleteodelamariposa.escribirte.com.ar



Mis relatos en este blog: