Relatos sorprendentes

El rincón de los contadores de historias…

LUNA NUEVA, LLUVIA DEL ALBA 14 septiembre 2010

LUNA NUEVA, LLUVIA DEL ALBA


De: Claudia Aynel



Explotó mi corazón,

mi ser se convirtió en sangre,

mi alma se derramó como si fuera agua.

El sol, el fuego y las estrellas,

sin dejar de cantar su canción,

me dieron la espalda.

—–

El dolor quiso saber

si el sol, el fuego y las estrellas

llegaron a ofrecerme, en algún momento, sus lágrimas.

No, dije yo, sólo cantaban,

y aguardaban la llegada del alba.

—–

Dijo el dolor: has de curar esta herida.

Debes recorrer la ruta del Norte

para aprender una vez más tu canción antigua.

Luminosa gema tallada,

tu trono aguarda, esculpido en luz,

rodeado de nubes y blanquísima escarcha.

——

Niña risueña fui, dije yo,

ingenua y llena de esperanza,

abrí las puertas de par en par,

y el rojizo huracán, avieso y tenaz,

se adueñó de mi casa de plata.

——-

El dolor dijo: aún son tuyos

esos prados en los que florecen la música y las palabras.

No te apures, dije yo,

esta noche no saldré a recorrer el cielo,

me quedaré soñando en calma.

El dolor sonrió,

y la luna plateada

que gobierna las mareas del alma

se tornó, de repente, tibia y rosada.

——-

Y, como dios en llamas, apareció el sol en el alba,

y se asomó a un vacío lecho de rocío y madrugada.

Ansiaba contemplar su fiero reflejo,

en el dulce espejo de un alma pálida.

Y encontró

unos ojos llenos de luz y de nieve,

los blancos dedos de unos pies

sobre la falda de la montaña;

una flor abierta entre las nubes,

que le mostraba, despierta y gentil,

una luminosa y rotunda espalda.

——–

El rey del sueño y de las mañanas

se deshizo sobre su llama apagada,

y abandonó el reino del nácar rosado y la altiva escarcha.

Se marchó con un hostil viento helado;

dejó algo de lluvia en el alba.

Y yo, como un músico errante,

camino ahora en pos de una nueva luna.

——–

Camino aprendiendo mi canción,

escuchando la voz del dolor,

añorando tontamente el calor del indigno sol

enjugando, como niño infeliz,

unas inútiles lágrimas.

Claudia Aynel Agosto 2010

Safe Creative #1008117023102

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s