Relatos sorprendentes

El rincón de los contadores de historias…

Roberto Arévalo Márquez 12 septiembre 2011

Filed under: Amigos autores,Página de autor — rarevalo @ 18:06
Tags:


Autor de: “Crónicas del amor oscuro”, “Épsilon I-La Tierra Perdida”, “Épsilon II-El Hijo de la Luz” y “El manuscrito: La Orden de Demetrus”. En su página de autor de Bubok podréis encontrar sus obras.


Puede que escribir sea algo más que juntar letras, tener una gran imaginación y tener un manejo absoluto del lenguaje… Tal vez yo no sepa lo que es ESCRIBIR en mayúsculas con todo lo que ello implica, pero si sé lo que es inventar.

Llevo haciéndolo durante mucho tiempo, desde que era muy pequeño cuando aun no sabía ni como se juntaba las letras, con una necesidad innata en mí de crear e inventar cada día tantas historias que me serían imposibles plasmarlas en papel.

Ya apuntaba maneras estando en la EGB, donde ansiaba porque el profesor nos dejase escribir una historia de tema libre. Cuando esto sucedía, redactaba historias de tres o cuatro folios mientras mis compañeros llevaban media página, y por miedo a que estuviera mal, de haberme excedido en las normas impuestas, las escondía en mi pupitre prefiriendo una regañina por parte del profesor a compartirlas con toda la clase. Aunque al final siempre me descubrían y me tocaba leerla de pie a todos mis compañeros. Puede que estuviesen mal escritas, fallase la ortografía, la sintaxis, etc. pero se notaba que había mucha ilusión, no tanto por el escribir, sino por inventar.

Esta necesidad de crear aumentó hace diez años cuando diferentes motivos personales me llevaron a crear mundos paralelos y alternativos, a crear una realidad distinta donde fuera yo el único que tuviera el control absoluto. Evidentemente, fue el papel quien me ayudó y el bolígrafo mi mejor aliado. Así, con dieciséis años empecé a escribir historias en cuadernos de anillas. No eran diarios, ni siquiera escribía parafraseando mi vida. Lo que en el papel había era algo diferente a lo que vivía, un mundo al que me transportaba para evadirme de la realidad del momento.

Fue así como inicié a pasos demasiado lentos, a forjar un sueño, una meta, y sobre el papel cuadriculado escribí cuatro historias que por vergüenza, por miedo a que hubiese gente que no lo entendiese, no dejé que viera más luz que aquella que recibían cuando yo abría los cuadernos. Arrejuntaos , Proyectos de Futuro , El Día de mi Muerte y Misterios de Medianoche … Aún las guardo en un cajón y son muchos los recuerdos que me invaden cuando les echo un último vistazo.

Pasó el tiempo, y con él mi situación, haciendo que no fuese necesario que me retirase a mundos inventados. Sin embargo, algo quedó de aquella época: el placer de escribir, lo que me llevó a intentar mejorar, a leer mucho, a estudiar y de un modo casi autodidacta, aprender a contar historias pero esta vez para compartirlas con todo el mundo.

Ahora he vuelto a retirarme a mis mundos inventados, pero esta vez por placer, volviendo a crear historias de todo tipo, y esta vez aparcando mis miedos y temores para dejar que los demás las lean. Mundos como Crónicas del Amor Oscuro , El Manuscrito , Los Viteri , Épsilon – La Tierra Perdida y Épsilon II – El hijo de la luz . Uno de ellos ha quedado para el ámbito privado (De momento), mientras que El Manuscrito y las dos entregas de Épsilon están al alcance de cualquiera en entre en bubok y quiera leerlas. Pronto subiré una de las más antiguas.

Además, cada semana doy rienda suelta a mi imaginación y a mi deslenguada lengua para opinar de todo un poco en mi propio blog (www.rarevalo.es.tl) confiando en que poco a poco la gente me vaya leyendo, opine conmigo y disfrute de las cosas que escribo.

No soy un escritor. Soy un junta letras esperando ser leído.





Mis relatos en este blog:

Me perteneces

Pregunte a los solitarios

La dama del viento

Lo que Alejandra no sabía

Disculpas a tiempo

Y mamá besó a Gaspar

El Vendedor de Miserias



Anuncios