Relatos sorprendentes

El rincón de los contadores de historias…

La Chica de la Bruma 6 agosto 2011

Archivado en: Amigos autores,Últimos post — O.P. Wilkituski @ 12:49


Cuentan las historias que en un lugar no muy lejos de Cimera, en una carretera perdida en medio de la nada, donde no hay más que un bosque de coníferas alejado de toda civilización, el espíritu de una muchacha de rasgos hermosos se aparece entre la bruma a los conductores incautos y, una vez que estos la recogen, termina por matarlos.
Por supuesto, Derek nunca había creído en ese tipo de historias. Su Ferrara Spinoza avanzaba lentamente entre la bruma por la serpenteante carretera forestal. Puede que no fuese un coche realmente bueno, de hecho, era el intento de Ferrara por acercarse a un público menos pudiente y, además, de segunda mano, pero tenía un maletero muy grande en el que cogían todas las herramientas que Derek utilizaba cotidiana y no tan cotidianamente.
El coche atravesó un bache y botó, haciendo claquetear las partes metálicas del contenido del maletero. El chico tomó una curva y continuó durante unos cuantos metros hasta que la vio. Allí, en uno de los laterales de la carretera, una jovenzuela que muy posiblemente no llegase a la veintena de edad esperaba de pie, inmóvil, aguardando pacientemente la llegada de un vehículo. Era una chica muy hermosa, de largos cabellos negros como la noche más oscura y piel pálida.
Derek detuvo su coche lentamente y desbloqueó el seguro de la puerta del copiloto de su descapotable. Ella se inclinó sin prisa alguna y le clavó sus penetrantes ojos azules, casi blanquecinos, antes de despegar los labios.
―¿Vas a Cimera? ―preguntó ella.
―Sí ―respondió él―, a la zona de Sacramento. Sube.
Ella, sin decir una palabra más, se subió al coche y cerró con un portazo. Llevaba un largo vestido blanco manchado de barro y algo desgarrado. Derek la miró de arriba a abajo mientras arrancaba y, una vez en marcha, se presentó:
―Derek.
―Dama ―dijo ella, a su vez.
―¿Es ese tu nombre real? ―insistió él― ¿Qué hace una chica como tú en un lugar abandonado como este?
―¿No tienes miedo de las historias? ―interrogó ella, ignorando las preguntas de su interlocutor.
―¿El espíritu?
―Sí. Dicen que hace algunos años, un hombre violó y asesinó a una joven y, después, enterró su cadáver en estos bosques para que nadie pudiese encontrarla jamás…
―Ya… ―interrumpió Derek, cambiando de tema― ¿No vas a decirme qué te trae por aquí a estas horas?
―¿Y a ti? ―le devolvió ella, con la mirada fija en la carretera.
―Trabajo ―dijo él―. Soy jardinero y tengo que volver a Cimera para dormir cada día ―tomaron otra curva más y los utensilios que guardaba en el maletero se desplazaron, produciendo un ruido pesado al entrechocarse―. ¿Oyes las herramientas?
La muchacha guardó silencio por un tiempo, hasta que, finalmente, volvió a murmurar:
―Mucha gente tiene miedo de recoger a una autoestopista en esta zona, sobre todo por la noche.
―¿Tú te crees esas historias? ―preguntó él mientras ajustaba su retrovisor para poder contemplar el reflejo de los ojos azules blanquecinos de la pálida muchacha.
―Dicen que desde que aquel hombre enterró aquí a su víctima, su espíritu espera a ser recogido por conductores desprevenidos en las noches de bruma para después hacer que sus corazones se detengan de puro terror.
―¿Tú te crees esas historias? ―repitió él.
―Pues sí, porque… ―dijo ella― Yo era esa chica…
Derek detuvo lentamente su coche y observó a su pasajera fijamente a través del retrovisor, miró a sus blanquecinos ojos una vez más, en completo silencio.
―Sólo bromeaba ―dijo ella― ¿Asustado?
―Pues no, verás, porque ―empezó― resulta que yo sí que era ese violador ―sonrió él, mientras la pala para cavar resonaba una última vez en su maletero.

O.P.Wilkituski


¿Quieres la versión en PDF? Haz clic aquí.

About these ads
 

One Response to “La Chica de la Bruma”

  1. Rasku Dice:

    Lo sospeché desde un principio B)


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 143 seguidores