Relatos sorprendentes

El rincón de los contadores de historias…

Adolfo Gasca Pascual 11 octubre 2011

Filed under: Participa,Página de autor — sanadan @ 14:39
Tags:


Adolfo Gasca García



Bienvenido, Adolfo, espero que disfrutes en este blog y que te ayude a empezar tu camino de letras.



Soy un muchacho desorientado, desde que tengo uso de razón, tengo afición a juntar letras para comunicarme y a la vez entenderme, lo cual no suele resultar sencillo.



Mis relatos en este blog:
-Ex(tractos)

-Solsticio de invierno

-Todo es alquimia


 

Todo es alquimia 28 septiembre 2010

Filed under: Últimos post,Participa — sanadan @ 23:07

En una pequeña habitación en penumbra, Lou Reed interpreta por enésima vez Vicious. Mara sonríe en la oscuridad, la bombilla roja ilumina levemente los rasgos dulces de su rostro, los austeros se esconden en la oscuridad. El negativo está perfectamente colocado en el porta de la ampliadora, las sales de plata deseosas de alquimia esperan impacientes el flechazo, el discreto fogonazo.

tic- tac-tic-tac

La instantánea latente bucea en líquidos milagrosos. Mara sonríe al ver la figura en grises de Lucía, su mirada tierna y su cuerpo voluptuoso. Recuerda noches de risas, besos y sábanas revueltas. La segunda cubeta es una estación de tránsito, un suspiro previo al coito que enreda sus cuerpos.

Mara enciende un Golden Virginia.

tic-tac-tic-tac

Besa la fotografía aún húmeda tras el breve lavado acuoso y vuelve a sonreír.

Mara está enamorada.

Adolfo Gasca Pascual

 

Solsticio de invierno 26 enero 2010

Filed under: Participa — sanadan @ 19:18



Dentro del reducido habitáculo, con la respiración agitada por el esfuerzo, recobran poco a poco la tranquilidad.

Ajenos al gélido clima que congela la avenida donde su coche está aparcado furtivo en la noche, al perihelio, a los vecinos que duermen tras las persianas. Otra noche más han decidido darse calor bajo la luz de una tenue farola, se visten despacio con la soltura del que repite movimientos aprendidos.

El asiento de atrás, el vaho en los cristales y fuera la niebla.

La voz sugerente de Javier Alvarez enmarca la consabida escena. El enciende un cigarro y mira a Lucia con ojos vidriosos, ella suspira y le devuelve la mirada . Añorando una acogedora habitación, una cocina donde preparar platos exóticos, armarios repletos de ropa interior.

David, piensa en sus amigos que andaran mordiendo la noche en cualquier tugurio y teme atarse, caer en las redes de seda que subrepticiamente ella teje. Trás el sentimentalismo preamatorio la realidad se le antoja estrecha y algo asfixiante…

A la mañana siguiente ambos madrugan, Lucia aprovechará la tregua de la salita del café para contarle a su compañera lo enamorada que está, mientras se sacude las telarañas del sueño que anidan en sus párpados cansados, deseando que en el reloj de la oficina, den las tres.

David en el taller, con una sensación similar a la resaca, anda preocupado y temeroso. Como decirle, como contarle…

Adolfo Gasca Pascual
Basado de forma libre en “Un muerto encierras” de Ismael Serrano


 

Ex(tractos) 20 enero 2010

Filed under: Últimos post,Participa — sanadan @ 19:01



El tracto entre tus labios y los mios, es un extracto de la impaciencia, que verte, me provoca.

Un extracto de lo que sentimos no podría ocupar el hueco que le quisimos asignar, en los anaqueles, junto a las copas del vino y las tazas de tu colacao matutino.

Entre tu pueblo y el mio, los campos se llenan de coles. Los árboles de mirlos mirones, las farolas sonríen luz amarilla, recorren ese espacio interpoblacional nubes blancas suaves y dispersas en un cielo, tan claro, que hace que entornemos los ojos para poder observarlo.

Un agricultor escucha Lonesome crow, en el radio-cd de última regeneración de su cosechadora mientras cosecha mermelada de fresa en sus tierras de cultivo fértiles y fronterizas. Nos mira sin demasiado interés cuando le da una chupada a su cigarrillo manufacturado.

El gorgoteo en mi estomago indica que mi tracto digestivo esta contento y suavemente susurra melodías a su manera gutural. Ya sabes que no es porque este famélico, es porque aprecio tu forma de tratarme y mi organismo tiene esta surrealista forma de hacertelo saber, con una profunda melodía intestinal.

Adolfo Gasca Pascual


 

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores